The Hero Plan Memorable Report v0.1
El Plan del Héroe Estrategia Herramientas Neuromarketing

Nueva Ficha de Memorabilidad de El Plan del Héroe y la historia de una herramienta en busca de una estrategia memorable

Con cualquier otra persona me hubiera resultado realmente difícil concentrarme en el hilo de la conversación. Estar en aquel despacho lleno de recuerdos de mil y una campañas de publicidad era enfrentarse a un torrente de estímulos sin final. Perfectamente hubiera sido capaz de quedarme horas y horas mirando uno por uno todos aquellos objetos preguntando e indagando sobre las historias de superación que cada uno escondía detrás.

Sentado en una butaca y justo al lado del sofá en el que yo todavía luchaba por encontrar la postura ideal, Enrique Torguet me contaba el que sin duda era el proyecto más ambicioso al que se había tenido que enfrentar en toda su carrera profesional: convertir AMBAR La Zaragozana de la cerveza de los maños en una cerveza totalmente universal.

Y no, no hablo de un “simple re-styling” o un cambio de colores. Lo que Enrique tenía entre manos era “EL RETO”, con mayúsculas. Una gran apuesta que pasaba por cambiar lo que durante casi 100 años habían construido con tanto cariño para, sin perder un ápice de su esencia, poder llegar mucho más allá. Casi nada.

Sé que lo he contado muchas veces, pero conforme pasa el tiempo uno es consciente de que hay momentos en la vida que representan un punto de inflexión. Momentos que a priori pueden parecer uno más, pero que con la perspectiva de los años cuando miras atrás te das cuenta de que impactaron marcando los siguientes pasos a dar.

En mi caso no tengo ninguna duda de que aquella conversación en el despacho de Enrique fue uno de ellos.

La llamada a la aventura

“Sería fantástico poder de algún modo desgranar una estrategia de comunicación o publicidad para saber de antemano si puede funcionar. No solo para los que la diseñamos, sino sobre todo para aquellos quizás no cuentan con la experiencia suficiente pero necesitan evaluar su posible impacto antes de decidir si invertir en ella o no”.

Solo faltaban cientos de flechas parpadeando alrededor para tener claro que lo que acababa de escuchar era una necesidad crítica y no solo para Enrique. Es más, a lo largo de las semanas siguientes fue algo que puede contrastar con otros profesionales del mundo del marketing y la comunicación.

Enrique enfatizaba todavía más el tema. “Gracias al equipo con el que trabajo tenemos la suerte de visualizar si una campaña puede funcionar o no antes de lanzarla. Pero el problema es cómo podemos compartir esa visión con los que tienen que financiarla. ¿Cómo les explicamos por qué creemos que lo que vamos a hacer va a funcionar si ni siquiera hablan nuestro mismo idioma?”.

En ese momento mis sentidos se alinearon y algo en mi interior me hizo prometerme en modo automático algo que se convirtió en una obsesión: tenía que encontrar una solución.

El gran salto

Más de cien personas llenaban la sala entre invitados y empresarios miembros del Club de Marketing. En un extremo del escenario esperaba impaciente iniciar mi exposición mientras Enrique me presentaba sosteniendo en su mano una de las primeras copias de “El Plan del Héroe”, el resultado después de dos años de aquella sana obsesión.

Enrique Torguet y Daniel Vecino

Lo que empezó como una lucha por sistematizar, aterrizar y acercar a cualquier persona el arte de lo memorable se había convertido en todo un manual de batalla con el que diseñar estrategias ganadoras.

“Me niego a crear un manual de gurú”, me repetí una y otra vez durante ese tiempo. Y fue esa y no otra la razón que me llevó a desarrollar un método y una herramienta con la que cualquier persona pudiera convertir una estrategia en algo digno de ser recordado y elegido por parte de ese cliente al que necesitamos conquistar.

Fue ese el origen del Tablero de Batalla de El Plan del Héroe y de sus inseparables disparadores emocionales. Unos disparadores que aportaban un modelo sencillo, accesible y con base neurocientífica, alrededor del cual personas con o sin experiencia previa pudieran trabajar y colaborar para definir o analizar una estrategia de comunicación o de publicidad.

Cinco años después de aquel momento todavía se me ilumina la cara cuando alguien se acerca y me dice que ya no puede ir andando por la calle o ver los anuncios sin pensar en qué disparadores emocionales se encuentran detrás. Y más si el que me lo dice tiene una formación alejada de esa “magia” que en teoría se le exige a creativos y comunicadores.

¿La batalla final?

“Los disparadores emocionales representan un modelo increíble. Son sin duda el elemento más diferencial de El Plan del Héroe. Pero sería genial si se pudiera facilitar el trabajar visualmente con ellos todavía un poco más.”

Era Imma Arjona quien con esta frase transmitía sus impresiones tras finalizar la certificación profesional que la acababa de convertir en Heroine Master.

Mientras anotaba sus palabras en un hoja de papel recordaba el resto de ocasiones en las que había escuchado algo similar durante los últimos meses. Quizás no con las mismas palabras, pero similar. Álvaro, Cristina, Rainell, DianaKiko,… Podría haberme quedado preocupado dándole vueltas, pero al final me di cuenta de que lo que los fighters estaban gritando era un simple: “¡queremos mucho más!”.

Queremos simplificar el diseño de una estrategia memorable hasta convertirlo en algo mucho más visual y sencillo. Algo tan sencillo que nos permita de un solo vistazo descubrir todas las técnicas que nos permiten hacer click en la mente de nuestros clientes. Algo que nos permita simplemente elegir y combinar esas técnicas hasta crear una estrategia con la que convertir nuestra propuesta en leyenda.

Queremos poder mejorar esas estrategias detectando visualmente disparadores que no hayan sido usados o necesidades reales no satisfechas para convertir el resultado en algo mucho más memorable.

Queremos incluso poder “fotografiar” una estrategia de comunicación existente para aprender de ella visualizando todos los disparadores emocionales que la componen, de forma detallada y en una simple hoja de papel.

La entrega de la recompensa

Visual, sencilla y construida sobre la base de El Plan del Héroe y los disparadores emocionales. Pero sobre todo una herramienta que pueda facilitar el diseño de una estrategia memorable y el análisis de otras estrategias ya existentes.

Era el reto que me hizo viajar en el tiempo para sentirme igual que me sentí años atrás en ese despacho lleno de historias, justo para volver al presente y decir…

Fighters, aquí tenéis vuestra recompensa, aquí tenéis la nueva Ficha de Memorabilidad o Memorable Report.

Ficha de Memorabilidad de El Plan del Héroe | Memorable Report

Una herramienta  que cumple los objetivos anteriores ayudándonos de forma visual a elegir los elementos que formarán nuestra estrategia memorable, o a analizar los que componen una estrategia ya existente.

Una herramienta que respeta la base descrita en El Plan del Héroe y que además de poder usarse de forma independiente es capaz de integrarse con el Tablero de Batalla convirtiéndose en una extensión para aquellos que quieran trabajar esta parte de forma más visual y detallada.

Para ello tan solo es necesario colocar la Ficha de Memorabilidad encima de la parte correspondiente del Tablero de Batalla y tendremos un nuevo mundo de opciones que nos llevarán rumbo a lo memorable.

Ficha de Memorabilidad de El Plan del Héroe | Memorable Report

Muy pronto compartiremos vídeos, tutoriales y nuevos artículos con los que explicaremos de manera práctica cómo usar esta Ficha de Memorabilidad.

Pero además, y gracias a la sugerencia que Rainell Dilou nos hizo llegar, vamos a crear un archivo de Fichas de Memorabilidad con el análisis de campañas de publicidad y estrategias desde el punto de vista de lo memorable. Un archivo que pretende convertirse en un recurso de gran utilidad para los amantes de la comunicación, la estrategia y el neuromarketing.

Y para que estés preparado para todo ello te invito a que hagas lo siguiente:

Mientras prometo seguir disfrutando, aprendiendo y mejorando este manual de batalla que muy pronto ya no será un plan, sino un apasionante viaje sin final.

¿Listo para la batalla?
¡Vamos allá!

Fighting!

 

 

Share

Deja un comentario